Errores más frecuentes en la reforma de tu casa

la reforma de una

No tener un presupuesto cerrado o elegir materiales de baja calidad. Pueden ser algunos de los errores más frecuentes a la hora de lanzarte en la reforma de tu casa. Solucionaros es más sencillo de lo que crees; incluso podrás llegar a disfrutar del proceso. Además de aprender cosas nuevas.

Si da pereza lanzarse hoy a comprar una vivienda, el decorar y la reforma de tu casa ya es misión imposible. Son pocas las personas que la consideran una experiencia positiva y agradable; todo esto se debe a las malas decisiones que se tomaron en la realización de la obra, cuyas secuelas se van viendo a largo plazo.

la reforma de una

Para no deprimir a los aventurados que se lazan en la reforma de su vivienda. Seleccionamos algunos de los errores más habituales que se pueden realizar antes, durante y después la reforma de una casa. Además de la forma de solucionarlos en caso de haberlos cometido ya. La comparación de las reformas antes y después son increíbles.

1. No tener un presupuesto real

Lo más importante en este caso es que tu presupuesto debe amoldarse a una cifra cerrada. Uno de los principales errores que podemos cometer la reforma de nuestra casa es no delimitar la cantidad inicial que presentamos, hasta el último gasto. Por esto, se debe de tener en cuenta todos los aspectos a mejorar de la casa. Desde muebles hasta picaportes. Esto último es imprescindible para que la casa sea práctica y cómoda.  Está claro que las reformas antes y después son muy significativas, pero no tiene que ser a cualquier precio.

Además, otro error significativo es el pagar antes de que la obra esté finalizada. El pago debe dividirse en tres fases. La primera cuando comienza la obra. La segunda a mitad de la obra. Y la última fase sería cuando ya se han terminado todo lo acordado. Cualquier pago (ya sea el acordado o alguno extra), debe de realizarse en una de las tres fases.

2. No contar con los imprevistos: los ‘por si acaso’ en la reforma pueden ser de verdad

Uno de los imprevistos más frecuentes, sobre todo en casas viejas, son las inclinaciones de techos y paredes. Es algo que no se ve a simple vista y que puede suponer un gran problema en la obra y en situar a la carpintería. Por eso se debe planificar la reforma de la vivienda.

Por otro lado, también podemos encontrarnos con tuberías que se rompen al sustituir azulejos. Además de paredes y cimientos que requieren más aislamiento para no escuchar al vecino. Todo esto debe detectarse antes de llevar a cabo la reforma.

No es plan de adivinar el futuro, pero más vale tener en cuenta todos los aspectos. Es por ello por lo que, para una reforma de mayor calidad y sin la necesidad de preocuparte por todos estos aspectos. Vale la pena que contactes con AMG Técnic, esta empresa detectará las imperfecciones y conseguirá realizar la reforma que solicites. Entra a la de contacto y rellena el formulario pinchando aquí.

3. Preferir la belleza antes que la funcionalidad

El bienestar debe ser el principal factor que predomine en cualquier hogar. Esto lo agradecerás en un futuro. Aquello que debemos de llevar a cabo para una buena reforma es:  

  • Utilizar una carpintería exterior de calidad
  • Invertir en calefacción y climatización
  • El aislamiento termoacústico
  • Crear una cocina con múltiples puntos de luz para ahorrar en electricidad

«Lo fundamental es ser realista con lo que necesitas y el dinero del que dispones. Hay que ordenar y tratar de buscar las mejores calidades que puedan costearse, pero sin generarse unas expectativas inalcanzables», según Ramsés Jiménez y Laura Pol, interioristas fundadores del estudio RÄL 167

4. Aceptémoslo: el mundo real no se basa en Pinterest

Esta aplicación es fantástica. Pero tenemos que ser realistas y contar con que las cosas que podemos encontrar, en ocasiones, forman parte de un set decorativo en una revista. Esta app debe de servirnos para inspirarnos y crear nuestro propio estilo. Pero siendo conscientes de que no todos los productos están disponibles.

5. Volvernos locos con los plazos de entrega en la reforma de tu casa

Debemos admitir que los plazos de entrega son orientativos y no definitivos. Ya que el tiempo puede jugar malas pasadas en muchas ocasiones. Si tenemos en nuestras manos un diseño bien definido y planificada la reforma de nuestra vivienda antes de empezar la obra, el ritmo de esta será más ligero y ameno. En caso de que necesites entrar a vivir en un día determinado, debes de establecer una cláusula en el contrato.

6. Llevar ideas muy determinadas y no dejarnos aconsejar

En una reforma, el contratista se debe dejar aconsejar por el arquitecto. Ya que es un experto y se debe confiar en su experiencia y profesionalidad. Ellos saben cómo plasmar tus deseos y querrán que el resultado compense a las dos partes. Es una obra que lleva su sello, por lo tanto, también es una vía para conseguir nuevos clientes.

la reforma de una

7. Tener ideas muy borrosas y dejarnos llevar mucho

En este caso debemos de tener en cuenta que nadie mejor que uno mismo conoce sus gustos y necesidades. Por lo que, tener que pedir consejo en muchas ocasiones puede resultar una mala gestión. Ten tus ideas predeterminadas y cámbialas cuando lo creas necesario. No constantemente en cuestiones que tienes fijadas de antemano.

8. No guardar los tickets de las compras durante la reforma de tu casa

Todos aquellos productos que busques en la reforma de tu casa, recuerda que no podrás usarlos hasta que acabe la obra. Es por ello por lo que puede que en muchas ocasiones los productos estén defectuosos. O simplemente ya no los necesites. Para cualquier devolución o queja necesitas siempre el ticket o factura de la compra. Has de probarlo en periodo de garantía. Además, hacerle una foto al producto y al embalaje puede ser decisivo para la devolución del dinero.

9. Escatimar en lo importante

Uno de los errores más comunes en la reforma de una casa suele ser el ahorrar dinero con materiales que son de poca calidad. Esto puede parecer una tontería, pero durante la compra es muy tentador comprar azulejos o las ventanas más baratas. Pero a la larga esto pasará factura y te tocará volver a invertir dinero en aquello que ya compraste durante la reforma.

Si lo que pretendemos es que disminuyan nuestros gastos. Es más efectivo, escatimar en cuestiones estéticas que en las estructurales.

Conclusiones para la reforma de tu casa

Si pretendes hacer la reforma de tu casa segura y sin dolores de cabeza. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. AMG Técnic es una empresa con expertos en el sector y que te harán la reforma de tu casa según lo solicites.

Entra a AMG Técnic pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *